Los transgénicos del mal

Este post va dirigido a aquellas personas que, aún sin saber que es un transgénico, cuales son sus virtudes, sus defectos, las posibilidades que presenta esta tecnología… se niegan a apoyarla en ningún sentido, simplemente porque les suena mal o les han contado algo MUY malo sobre ellos.
Para empezar he intentado buscar información en contra, Greenpeace tiene un apartado en contra de los transgénicos, en él, se limitan a describir la tecnología y a poner algunos datos que no tienen nada que ver con los transgénicos sino con la “agricultura industrial”.
Dicen cosas como: 

 
Solo diez multinacionales controlan casi el 70% del mercado mundial:
-Esto no solo pasa con los transgénicos, además está propiciado por grupos como Greenpeace o Amigos de la tierra que con sus presiones mediáticas y las mentiras que difunden para crear miedo a la población y ganar dinero, consiguieron crear un proceso para la comercialización de transgénicos tan complejo y caro, que solo estas multinacionales tienen acceso a su desarrollo. Esta tecnología avanzaría más rápido y mejor, si los procesos de comercialización fueran más realistas. 

No alimentan al mundo: 

-El argumento de que esta tecnología conseguiría alimentar a todo el planeta no me gusta demasiado, pero indirectamente tiene razón. La agricultura en sí, tiene como objetivo la producción de alimentos al menor coste posible, poder conseguir alimentos utilizando menos recursos, (agua, suelo, fitosanitarios) o recursos antes no aprovechables, (suelos salinos, zonas secas…)
Está claro que ésta tecnología permitiría cultivar y producir más en este planeta con un impacto ambiental menor. 

Usa fertilizantes sintéticos y agroquímicos que contaminan suelos y aguas: 

-Este problema no es exclusivo de los vegetales transgénicos, toda agricultura es agresiva para el planeta, en la página de Greenpeace pone que como solución al “problema” de los transgénicos podemos comprar alimentos y productos ecológicos sin mencionar que detrás hay un sello, un negocio, una agricultura industrial que contamina y es peligrosa para la salud y además con una falta de rigor científico parecido al de cualquier religión, eso sí, todo muy “guay”.
A oídos de cualquiera, suena mejor que utilizar productos naturales o de origen natural es menos perjudicial para el planeta o para la salud que los químicos de síntesis, esto no es del todo cierto, por ejemplo, el sulfato de cobre es mucho más contaminante para el suelo que muchos de los fungicidas sintéticos utilizados, la naturaleza produce muchos tóxicos y no entiendo como esta idea puede calar entre la gente. Por cierto, comentan que los fertilizantes sintéticos y agroquímicos, son los responsables de la desaparición de las abejas, mientras tanto, en ecológico está permitido el Spinosad (natural), que también perjudica a esos insectos, y mata todo, hipocresía naturalmente pura.
Por otro lado, las dosificaciones de extractos naturales no pueden ser tan precisas, las plantas, según dónde y como hayan sido producidas tendrán una cantidad u otra de principios activos, los buenos y los malos, un producto de síntesis tiene sus ingredientes calculados al miligramo, siempre los mismos, mucho más seguro para todos.
Gracias a la transgénesis se puede disminuir la necesidad de nitrógeno, insertando en plantas cultivables genes de leguminosas fijadoras del nitrógeno atmosférico, haciendo que la misma planta lo fije del aire al suelo http://fundacion-antama.org/cereales-fijadores-de-nitrogeno-la-ultima-apuesta-de-la-biotecnologia-agraria/. Ni la agricultura convencional ni la ecológica, ni ninguna, puede ofrecer ventajas como ésta, no pueden decir que los transgénicos promueven el uso de fertilizantes químicos cuando es la única tecnología capaz de eliminar alguna de sus aportaciones. 

Agravamiento del cambio climático: 

Estamos hablando de disminuir insumos, aprovechar agua, reducir superficie cultivada…esto no aumenta la emisión de gases de efecto invernadero…Cuando lo sepáis explicar me gustaría que lo hicierais.
No podéis ir en contra de algo sin decir porqué, o decirlo y que no sea verdad, no es justo.
Señores de Greenpeace y otras organizaciones ecologistas, me considero ecologista pero no puedo seguiros en este tema con estos argumentos sectarios. Cuando tengáis razones reales para discutir sobre esta técnica me avisáis. Hasta entonces, no metáis más miedo.
Tengo mucho que hablar del tema, de momento lo dejo aquí, ya iré añadiendo más información en los siguientes posts. Hasta la próxima.